En el mundo

Los casos de desapariciones forzadas tuvieron su primer registro formal en la Alamania nazi con la orden militar Balance del Terror en 1940 donde Hitler especificaba la desinformación de lxs detenidxs en relación al lugar y las condiciones en las que se encontraban.

Esta práctica se ha extendido a muchos países del mundo. Una de las mayores dificultades encontradas es el conocimiento de las cifras exactas de desapariciones, que debido al miedo experimentado por la familia, muchos de los casos quedan sin ser denunciados.

A continuación, se han seleccionado algunos países y el número de desparecidxs oficiales, lo que no indica que sea el número real:

El número de casos depende del número de habitantes de cada país que haya sufrido este delito. Por lo que en la siguiente gráfica, se ordenan los países según el porcentaje de la población desaparecida para conocer el impacto emocional causado: